Rusia le resta importancia al desplome del “oro negro”

Pedro Luis Martín Olivares - Rusia le resta importancia al desplome del “oro negro”

Pedro Luis Martín Olivares – El Banco de Rusia ya no se siente preocupado por el impacto del desplome histórico de los  valores del oro negro ocurrido en  2014.

La gobernadora de la entidad, Elvira Nabiúlina sentenció que la economía  del país eslavo prácticamente se ha reformado de la caída de los precios del petróleo que se concretó  entre 2014 y 2015.

El organismo supervisor  la economía del país avanza a tasas cercanas a los valores previstos. La tasa de crecimiento está concretada en primer lugar por la distribución de  economía y no por factores externos.

El Gobierno busca disminuir la sumisión de la economía de las exportaciones de hidrocarburos.

Tras sufrir en 2009 la mayor recesión desde la caída del bloque soviético, y a pesar de la recuperación de los años siguientes, Rusia atravesó otra recesión entre 2015 y 2016 debido a la fuga de capitales, la caída del rublo, la bajada del precio del petróleo y las sanciones comerciales de Occidente que siguieron al estallido de la crisis ucraniana.

El crecimiento fue negativo durante dos años consecutivos (-3,7% en 2015 y -0,8% en 2016), pero para 2017 se prevé un crecimiento del 1,1% gracias al impulso del consumo privado.

En 2016 la recesión continuó a un ritmo menor. El déficit público creció hasta el 3,3% del PIB. Para equilibrar las finanzas públicas, el gobierno privatizó una parte de Rosneft, el principal productor ruso de petróleo.

La inflación es muy alta (7.2%), pero desde 2015 se ha reducido a la mitad y se espera que esta tendencia continúe con el fortalecimiento del rublo. La situación de la banca se ha agravado y a finales de 2016  los préstamos de bajo rendimiento rayaban el 10% del total.

En noviembre, Rusia se comprometió con la OPEP a reducir su producción de petróleo, aunque la producción diaria de crudo alcanzó en 2016 su nivel más alto de los últimos 25 años (11,2 millones de barriles al día).

La deuda soberana se mantiene en niveles bajos y el país cuenta con vastas reservas de divisas a las que se añaden fondos soberanos. Los presupuestos para 2017 tienen previsto incrementar el gasto social y reducirlo en otros campos.

El objetivo es reducir el déficit estimulando la demanda, con vistas a las elecciones presidenciales de 2018.

Las elecciones legislativas de septiembre de 2016 confirmaron la mayoría del partido presidencial, aunque la participación fue la más baja de los últimos 25 años (48%).

Rusia se enfrenta a numerosos desafíos: bajos niveles de competitividad, inversiones insuficientes, dependencia de las materias primas, ausencia de reformas estructurales, mal clima empresarial y una población en envejecimiento.

La tasa de desempleo, que había aumentado como consecuencia de la crisis financiera de 2008, se ha reducido hasta el 5,8%, pero acompañada de una disminución de los ingresos.

Las desigualdades siguen siendo fuertes, especialmente entre las grandes ciudades y las zonas rurales. El 1% de la población posee el 71% de los activos privados. A pesar de la aparición de una clase media en las ciudades, la tasa de pobreza se mantiene en el 14%. Un movimiento de protesta nacido en la clase media exige el fin de la corrupción y el nepotismo.

Sabías que puedes leer este artículo en Telegram

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

1,202 total views, 0 views today

Be the first to comment on "Rusia le resta importancia al desplome del “oro negro”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*