La debacle de Novo Banco en primer semestre del año

La debacle de Novo Banco en primer semestre del año - La debacle de Novo Banco en primer semestre del año
Pedro Luis Martín Olivares - La debacle de Novo Banco en primer semestre del año

Pedro Luis Martín Olivares – El Novo Banco, institución financiera establecida tras la quiebra del Banco Espírito Santo (BES), reportó pérdidas de 290,3 millones de euros en los primeros seis meses del presente año.

Ello significó, un 19,9 % menos que los números rojos obtenidos frente al mismo lapso de 2016.

A través de un comunicado oficial, el banco detalló que los resultados expresan el todavía elevado nivel de provisiones de la entidad, que se ubicaron en 413,1 millones..

Como se recordará, en agosto de 2014 el Banco de Portugal anunció un rescate por valor de 4.900 millones de euros. La entidad fue dividida en dos: los activos tóxicos pasaron a un banco malo con la estructura del antiguo BES, mientras que se creó una nueva institución, Novo Banco, para quedarse con la clientela, depósitos y créditos de calidad del grupo.

Y es que los orígenes del Banco Espírito Santo se remontan al comercio de lotería, cambio de divisas y de valores ejercido por José Maria do Espírito Santo Silva entre 1869 y 1884.

Las primeras referencias que este “patriarca de la principal dinastía de banqueros portugueses” realizó, por su propia cuenta, fueron la compra y venta de loterías, junto con la transacción de títulos de crédito nacionales e internacionales, en su “Casa de Cambio”, situada en Calçada dos Paulistas, en Lisboa.

En 1915 después de la muerte de José Maria do Espírito Santo e Silva estas empresas fueron disueltas por sus herederos que fundaron la Casa Bancária Espírito Santo Silva & Cª la cual fue transformada en sociedad anónima en 1920 con el nombre de Banco Espírito Santo, alcanzando en esa década la consolidación de su posición en la banca nacional, después de la apertura de diferentes sucursales por el país y de un renovado modelo de gestión.

De acuerdo al reporte semestral de 2017, las provisiones fueron dedicadas a cubrir créditos, títulos, la reestructuración de la entidad y operaciones en discontinuación.

Y es que el producto bancario -equivalente a los ingresos de la entidad- ubicó la cifra de 436,6 millones de euros, equivalente a  2,2 % menos, pero el descenso de los costes operativos fue resaltante, del 12,8 % hasta quedar en 265,2 millones.

Sabías que puedes leer esta noticia en Telegram
Telegram Messenger 1 - La debacle de Novo Banco en primer semestre del año

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

Be the first to comment on "La debacle de Novo Banco en primer semestre del año"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*