Decreto de Emergencia Económica protege derechos sociales del pueblo venezolano

Con la implementación del Decreto de Emergencia Económica, aprobado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el Gobierno Bolivariano ha resguardado los derechos de salud, vivienda, educación y alimentación de todos los venezolanos.

Gracias a este instrumento legal, el Ejecutivo ha podido afrontar la situación excepcional extraordinaria y coyuntural que afecta a la economía venezolana, como consecuencia de la baja de más de 60% en los precios del petróleo, y la ola especulativa y de inflación inducida por sectores del comercio y la industria, vinculados a partidos políticos de derecha.

Derechos sociales garantizados

A través de la emergencia económica, el Estado ha emprendido acciones para “asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos y el libre acceso a bienes y servicios fundamentales e igualmente, mitigar los efectos de la inflación inducida, de la especulación, del valor ficticio de la divisa, el sabotaje a los sistemas de distribución de bienes y servicios, así como también contrarrestar las consecuencias de la guerra de los precios petroleros, que ha logrado germinar al calor de la volátil situación geopolítica internacional actual, generando una grave crisis económica”, tal y como indica el decreto presidencial, identificado con el número 2.184, y publicado el 15 de enero de 2016 en Gaceta Oficial.

Asimismo, ha dispuesto los recursos de la nación para sufragar la inversión social en materia de infraestructura productiva, agrícola, industrial y de abastecimiento; y ha implementado acciones para reducir la evasión fiscal, estimular la inversión extranjera en beneficio del desarrollo del aparato productivo nacional e impulsar la exportación de rubros no tradicionales como mecanismos para generar fuente de empleo y divisas para el país.

Fortalecimiento de las divisas

Con este instrumento, el Ejecutivo Nacional ha facilitado los trámites cambiarios y procedimientos administrativos para importación y nacionalización de productos, y ha impulsado el desarrollo, fortalecimiento y protección del sistema de misiones y grandes misiones socialistas, a través de la incorporación de los pequeños y medianos productores nacionales.

Impulso a la Agenda Económica Bolivariana

El decreto de Emergencia Económica, que entró en vigencia el 17 de enero del año pasado –y que posteriormente fue prorrogado–, permitió la conformación de la Consejo Nacional de la Economía, que se ha constituido en una “instancia democrática, plural, todo un éxito de participación de todos los sectores de la economía”, destacó en declaraciones recientes, el presidente Maduro.

También sentó las bases para la constitución de la Agenda Económica Bolivariana, que contempla el desarrollo de 15 motores estratégicos, como el vehículo para reimpulsar el aparato productivo de la nación y superar el rentismo petrolero heredado de los gobiernos de la IV República.

Nuevo rumbo

El Jefe de Estado catalogó a este decreto “como una decisión acertada”, que marcó el rumbo y la revitalización de la economía nacional.

Señaló que la construcción del nuevo sistema económico se logrará tomando como base las experiencias teóricas y prácticas obtenidas en 2016, “donde se echaron las bases de un nuevo sistema económico, y se puso fin al modelo rentista petrolero”.

Indicó que el 2017 constituirá el surgimiento de un nuevo sistema económico productivo integrado y mixto, dirigido a desarrollar todas las fuerzas productivas de la nación.

“Tenemos que convertir el año 2017 en un año de inicio de un nuevo modelo económico que nos pertenezca a todos para crear la riqueza física, material, monetaria, financiera suficiente para que nuestro país avance”, señaló el Mandatario.

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas Globales

39 total views, 1 views today

Be the first to comment on "Decreto de Emergencia Económica protege derechos sociales del pueblo venezolano"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*