Tendencias Económicas Mundiales 2017

Tendencias Económicas Mundiales 2017 - Tendencias Económicas Mundiales 2017
Ya estamos en el año 2017, la revolución se encuentra más estable que nunca, lo cual permite, con una panela de hielo en la cabeza, pensar las decisiones que conduzcan a continuar avanzando hacia la construcción de una gran Venezuela, venciendo los efectos de las complejas conspiraciones, que hasta ahora se han tejido sin éxito, para destruir el chavismo. A continuación, se abordarán cinco tendencias del contexto económico mundial.
  1. El voto Brexit no es único problema de Europa, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea podría ser la menor de sus preocupaciones, según Carl Weinberg, economista jefe de High Frequency Economics, sostiene que un referéndum reciente en Italia reafirmó el atractivo hacia el populismo y el sentimiento antieuropeo, mostrando lo frágil que es todo el proyecto europeo. Si Italia sale de la zona euro y se aleja de la Unión Europea, las implicaciones económicas y financieras pondrán a las economías europeas en recesión, y el proceso de deshacer las obligaciones de los bancos italianos con el resto de la UE podría provocar un pánico financiero.
  2. El presidente Xi Jinping comenzará el último año de su primer mandato en 2017, y los desafíos que enfrenta el manejo de la segunda economía más grande del mundo son múltiples. El gobierno de China está apuntando a tasas de crecimiento del 6,5% durante los próximos cinco años, pero la experiencia reciente ha demostrado que alcanzar o incluso superar estos objetivos no conducirá a una economía china estable, a menos que esos objetivos sean alcanzados de manera sostenible. Desde la crisis financiera, los políticos han apoyado el crecimiento apoyando al sector empresarial con crédito barato para invertir en infraestructura y el formidable sector exportador de China. Pero ese crédito se ha canalizado cada vez más hacia inversiones menos productivas, lo que ha hecho que la deuda global se dispare. Según un reciente análisis del Fondo Monetario Internacional, “el crecimiento general del crédito ha estado promediando alrededor del 20% anual, mucho más que el crecimiento nominal del PIB”. Esta no es una estrategia sostenible para el crecimiento económico futuro, y el presidente Xi debe hacer más para reequilibrar la economía hacia el gasto de los consumidores en el próximo año si la economía china va a continuar impulsando el crecimiento mundial en el futuro.
  3. Donald Trump, se embarcará en sus propios proyectos de reforma sustanciales. Uno de esos esfuerzos será un programa de recortes de impuestos y gastos de infraestructura, que analistas independientes dicen que aumentará el déficit del gobierno federal, al mismo tiempo que el gasto en derechos como Medicare y Seguridad Social está en camino de dispararse. La lucha de poder entre los líderes republicanos en el Capitolio y la Casa Blanca será algo que los analistas económicos seguirán de cerca, ya que determinará si una visión republicana tradicional de pequeños gobiernos y reducciones de impuestos triunfa sobre los impulsos populistas de Trump.
  4. La única institución gubernamental que el Partido Republicano no controla es la Federal Reserve, el cual tendrá la tarea de administrar la oferta monetaria en respuesta a las nuevas políticas fiscales. Ya predijo una aceleración en el ritmo de aumento de los tipos de interés, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, podría verse obligada a moverse más rápido en ese sentido, si el gasto fiscal sobrecalienta el mercado de trabajo y conduce a una inflación significativamente por encima del objetivo anual del 2%.
  5. Todos los ojos estarán sobre el presidente electo Trump, ya que establece el tono para el comercio mundial. ¿Se moverá para retirarse del Tratado de Libre Comercio, o se centrará en reconstruir el comercio con China, posiblemente enfrentándose con las reglas de la Organización Mundial del Comercio? Trump puede incluso desempeñar un papel en el mencionado drama de la Eurozona, ya que ha indicado su disposición a negociar rápidamente un acuerdo comercial con Gran Bretaña, haciendo que la opción de dejar a la UE sea más atractiva para los estados que siguen siendo miembros.

Sin descuidar este marco económico, Nicolás Maduro continuara con su equipo apuntalando el norte que le dejó Chávez como mandato, del cual no se ha apartado, y al cual continuará aferrado.

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas Globales

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*