Una ambiciosa China quiere “sacudir” la economía mundial

Una ambiciosa China quiere “sacudir” la economía mundial - Una ambiciosa China quiere “sacudir” la economía mundial
Pedro Luis Martín Olivares - Una ambiciosa China quiere “sacudir” la economía mundial

Pedro Luis Martín Olivares – China quiere revivir proyectos comerciales y culturales que se iniciaron hace 2.000 los cuales indefectiblemente unieron Oriente y Occidente.

¿De qué trata? Pues bien, es un plan de infraestructura colosal y costoso con el que China quiere ampliar -y profundizar- su influencia mundial.

Nada más y nada menos, el presidente chino, Xi Jinping remarcó que esperan desencadenar nuevas fuerzas económicas para el crecimiento global, construir nuevas plataformas para el desarrollo mundial y reequilibrar la globalización para que la humanidad se acerque más a una comunidad de destino común.

De hecho,  la dimensión y el propósito del proyecto de expansión de obras públicas es conocido como Nueva Ruta de la Seda, con el que su país intenta mejorar las conexiones entre Asia y otras regiones del mundo.

Fue durante el primer Foro de Cooperación de la Nueva Ruta de la Seda que concluyó el lunes en Pekín, en el que participaron una treintena de líderes mundiales, entre ellos los presidentes de Rusia, Vladimir Putin; de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y representantes de América Latina como los mandatarios de Argentina, Mauricio Macri, y de Chile, Michelle Bachelet.

“La nueva Ruta de la Seda tiene una financiación por el orden de 40.000 millones de dólares·”

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim señaló que es un “esfuerzo ambicioso y sin precedentes”,  pues la iniciativa cuenta ya con una financiación de casi 210.000 millones de dólares, según cifras oficiales.

Presentada por el propio Xi en septiembre de 2013, la Nueva Ruta de la Seda incluye ferrocarriles de alta velocidad, puertos y centros logísticos con los que China pretende emular el antiguo recorrido que unió comercial y culturalmente a Oriente y Occidente hace 2.000 años.

Aunque, en teoría, el objetivo del proyecto intercontinental de inversiones en infraestructura es aumentar la integración económica entre Europa, Asia, África y otras regiones, algunos países occidentales creen que lo que busca el gobierno chino es expandir su influencia más allá del ámbito económico.

Según la analista en asuntos chinos de la BBC, Carrie Gracie, tanto los oleoductos y gasoductos que atraviesan Asia Central como los puertos de Pakistán y Sri Lanka en el Océano Índico podrían servirle en el futuro al gigante asiático para fines militares.

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

Be the first to comment on "Una ambiciosa China quiere “sacudir” la economía mundial"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*