¡Oh Dios mío! Las finanzas de Italia: un banco en crisis

Pedro Luis Martín Olivares - ¡Oh Dios mío! Las finanzas de Italia: un banco en crisis

Pedro Luis Martín Olivares – Una vez más el dinero público volverá a usarse en Europa para salvar a un banco de la crisis, el Monte dei Paschi di Siena (MPS), según un principio de acuerdo adoptado recientemente.

Y es que la Comisión Europea y el gobierno Italiano llegaron a un arreglo sobre el plan de reestructuración de la entidad y para la llamada recapitalización preventiva, lo cual supone la inyección de financiamiento por parte del estado y la imposición, en menor medida, de pérdidas a accionistas y bonistas júnior.

De acuerdo con informaciones recientes, el acuerdo deberá recibir la certificación del Banco Central Europeo sobre la solvencia del MPS y el cumplimiento de los requisitos de capital.

Mientras Italia está obligada obtener la confirmación oficial de inversores privados de que van a adquirir la cartera de créditos dudosos del banco.

Al decir de la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, y el ministro de Economía de Italia, Pier Carlo Padoan, la reestructuración deberá garantizar la viabilidad del MPS a largo plazo.

Para Vestager se trata de “un paso positivo” tanto para el Monte dei Paschi como para el sector bancario italiano, y al mismo tiempo ‘limitará la carga’ que deberán asumir los contribuyentes.

De acuerdo con Padoan, ‘el Estado permanecerá en el capital de Monte dei Paschi durante el plan de reestructuración, pero el objetivo es permanecer el menor tiempo posible, de modo que los recursos puedan volver al Estado’.

La inyección de dinero llevará al MPS a recortar personal, cerrar sucursales, limitar el sueldo de sus directivos, vender 26 mil millones de euros en créditos morosos y aplicar pérdidas a acreedores y bonistas junior, indicaron los funcionarios.

De acuerdo con los analistas, la “recapitalización preventiva” es al fin de cuentas un tecnicismo para usar el dinero de la gente en el salvamento de los bancos y aminorar los perjuicios económicos de los accionistas de la institución en crisis.

Puestas en vigor de forma completa en 2016, las leyes de resolución y recuperación bancaria europeas parten de una premisa general: si un banco recibe dinero público debe aplicar primero quitas a sus accionistas y acreedores equivalentes al ocho por ciento de los pasivos de la entidad, una fórmula conocida como bail-in.

Pero, bajo ciertas condiciones, la propia ley europea permite la ejecución de recapitalizaciones preventivas; es decir, se autoriza el empleo de fondos públicos para ayudar al banco sin que se active el bail-in.

Y es que la Comisión Europea autorizó a que los clientes de MPS que compraron bonos subordinados y a los que se les aplicará una quita, sean compensados al 100 por ciento, pues el banco reconoció que hubo mala praxis generalizada en la comercialización del producto.

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

88 total views, 1 views today

Be the first to comment on "¡Oh Dios mío! Las finanzas de Italia: un banco en crisis"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*