La nefasta predicción del FMI

Pedro Luis Martín Olivares - La nefasta predicción del FMI

Pedro Luis Martín Olivares – El Fondo Monetario Internacional (FMI) lo advierte: Las naciones pobres no serán capaces de afrontar por sí solos a los impactos económicos del calentamiento global sin un “esfuerzo integral” por parte de las economías desarrolladas.

En este sentido, ya  computariza una quiebra  estimada del 10 % de su producto per cápita hasta 2100.

De manera  dramática, el Fondo, en uno de los capítulos analíticos de su informe de “Perspectivas Económicas Globales” revela que si no hay esfuerzos globales para frenar las emisiones de carbono, la prevista alza en la temperatura suprimirá cerca de una décima parte del producto per cápita de los países de bajos ingresos para finales del siglo XXI.

Tales proyecciones se asientan en contextos moderados, de un alza de 1 grado centígrado en la temperatura en estos países.

Así, los canales a través de los cuales se traspasaría esta paralización económica son la menor producción agrícola, la ralentización de las inversiones y los daños a la salud.

Los avances logrados en la reducción de la pobreza han sido notables en las últimas décadas. El mundo cumplió la meta del primer objetivo de desarrollo del milenio (ODM) de disminuir a la mitad para 2015 la tasa de pobreza registrada en 1990, lográndolo en 2010, cinco años antes del plazo previsto.

Pero pese a este logro, la cantidad de personas que viven en condiciones de pobreza extrema en el mundo sigue siendo inaceptablemente alta.

De acuerdo con las últimas estimaciones, el 12,7 % de la población mundial vivía con menos de US$1,90 al día en 2011, cifra inferior al 37 % de 1990 y al 44 % de 1981.

Esto significa que 896 millones de personas subsistían con menos de US$1,90 al día en 2012, en comparación con 1950 millones en 1990 y 1990 millones en 1981.

El progreso ha sido más lento en las líneas de pobreza más altas. En total, 2200 millones de personas sobrevivían con menos de US$3,10 al día en 2011, que es la línea de pobreza promedio de los países en desarrollo y otro indicador común de profundas carencias. Se trata de una reducción marginal con respecto a los 2590 millones registrados en 1981.

Si bien las tasas de pobreza han disminuido en todas las regiones, los avances no han sido uniformes:

Asia oriental experimentó la reducción más marcada en materia de pobreza extrema, bajando del 80 % en 1981 al 7,2 % en 2012. En la actualidad, en Asia meridional se registra el porcentaje más bajo de pobreza extrema desde 1981, dado que este indicador disminuyó del 58 % en 1981 al 18,7 % en 2012. En África al sur del Sahara, la pobreza llegaba al 42,6 % en 2012.

China por sí sola experimentó la mayor caída en los niveles de pobreza extrema en los últimos 30 años. Entre 1981 y 2011, 753 millones de personas lograron superar el umbral de US$1,90 al día. Durante el mismo periodo, 1100 millones de personas salieron de la pobreza en todo el mundo en desarrollo.

En 2012, un poco más del 77,8 % de las personas en situación de pobreza extrema vivía en Asia meridional (309 millones) y África al sur del Sahara (388,7 millones). Además, otros 147 millones vivían en Asia oriental y el Pacífico.

Menos de 44 millones de personas extremadamente pobres vivían en América Latina y el Caribe, y en Europa oriental y Asia central en conjunto.

El reporte enfatiza que, “dado que las economías avanzadas y emergentes son las que han contribuido en gran medida al calentamiento global y se prevé que continúe, ayudar a los países de bajos ingresos a encarar sus consecuencias es un imperativo humanitario y una sensata política económica global”.

Sabías que puedes leer este artículo en Telegram

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

811 total views, 1 views today

Be the first to comment on "La nefasta predicción del FMI"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*