La exorbitante cifra que sufren los alquileres de viviendas en México

Pedro Luis Martín Olivares - La exorbitante cifra que sufren los alquileres de viviendas en México

Pedro Luis Martín Olivares – Tras el nefasto sismo del 19 de septiembre ocurrido en México, la demanda de alquiler de viviendas ha experimentado un exorbitante aumento y alcanzar hasta en 50 por ciento su precio.

De hecho, destacan que  las ventas nerviosas en las zonas afectadas y la migración de habitantes hacia otras colonias capitalinas y zonas aledañas con el estado de México son cada vez más frecuentes.

El especialista en materia inmobiliaria y socio del Instituto de Administradores de Inmuebles, Federico Sobrino,  detalló que los perjuicios ocasionados por la catástrofe de magnitud 7.1 resultaron en abusos en los arrendamientos.

Al respecto, recalcó que los propietarios de edificios ubicados en el corredor Roma-Condesa, Narvarte y Del Valle, que no presentaron mayores afectaciones, aumentaron su renta de nueve mil a 14 mil pesos (cerca de 800 dólares), por ejemplo, aprovechándose de la necesidad de la gente de contar con un espacio céntrico.

La traba en la actividad económica del diarismo en los lugares más impactados por el fuerte terremoto en la Ciudad y el Estado de México, Morelos y Puebla pasará factura al PIB mexicano, al menos en el corto plazo.

No obstante, su consecuencia sobre el crecimiento, la inflación y el déficit será representativamente menor al que toleró la capital y, por ramificación, el país en su totalidad, en la misma fecha de 1985.

Aunque advierten que aún es muy pronto, recalcan todos los analistas consultados, pero ya se pueden ir sacando conclusiones. Y todas ellas son mucho menos negativas de lo que las primeras predicciones parecían indicar.

Vale recordar que el 19 de septiembre de 1985, el potente terremoto de 8,1 grados tiró abajo 800 edificios y dejó daños estructurales en otros 2.800.

Hasta 30.000 viviendas quedaron hechas añicos y 60.000 tuvieron que ser reparadas. La actividad productiva quedó en suspenso durante varios días, con fábricas enteras arrasadas, y se calcula que el PIB cayó entre un 2% y un 2,4%.

El seísmo del pasado martes, más de tres décadas después, deja un panorama bien distinto: 40 edificios colapsados en una gran capital, como la Ciudad de México, son muchos y el daño en algunas infraestructuras, como en la carretera que une la capital con Acapulco, no es desdeñable. Pero su afectación sobre la economía real será baja, con efectos “solo en el muy corto plazo”, según Rafael Camarena, analista senior del Banco Santander.

“La destrucción de capital es prácticamente marginal, mucho menor que entonces. No ha habido grandes afectaciones para las empresas, en sus instalaciones. Tampoco sobre los establecimientos comerciales: los afectados han sido pocos y muy localizados”, añade Camarena.

La situación de partida también es muy diferente a la de hace 32 años. “En el 85 estábamos en medio de una crisis económica muy importante”, apunta Gabriel Pérez, profesor de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana. “Se acababa de nacionalizar la banca y la inversión estaba en niveles muy bajos”. Solo tres años antes, en 1982, el Estado mexicano se había declarado insolvente y la inflación estaba desbocada. Ahora, agrega Pérez, el escenario económico pinta mucho mejor: “La inversión extranjera está creciendo y la disciplina en las finanzas públicas nos permite hacer frente a la reconstrucción. Hay recursos de uso inmediato y eso es muy importante”.

Sabías que puedes leer este artículo en Telegram

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

599 total views, 1 views today

Be the first to comment on "La exorbitante cifra que sufren los alquileres de viviendas en México"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*