Japón podría perder la carrera de los autos eléctricos

Japón podría perder la carrera de los autos eléctricos - Japón podría perder la carrera de los autos eléctricos
Pedro Luis Martín Olivares - Japón podría perder la carrera de los autos eléctricos

Pedro Luis Martín Olivares – En una fábrica cercana al pie del monte Fuji, los trabajadores ensamblan con sumo cuidado las transmisiones de algunos de los autos más vendidos del mundo. Los componentes complejos y caros, y los empleos de los trabajadores, podrían ser obsoletos en un par de décadas.

Sus diseños eliminan los cinturones y las palancas de transmisión, así como otras miles de partes que se utilizan en los autos convencionales. Los proveedores establecidos están nerviosos, en especial en Japón, donde la fabricación de automóviles es un pilar de la economía, y donde en otras ocasiones los gigantes industriales ya se han quedado atrás debido a los cambios tecnológicos.

“Si en el mundo se usaran solo VE en este momento, se acabaría mi negocio”, mencionó Terry Nakatsuka, director ejecutivo de Jatco, la empresa que es dueña de la fábrica de transmisiones, utilizando el término “VE” para referirse a los vehículos eléctricos.

Con 7.000 trabajadores, Jatco es parte de una vasta economía de automotrices y proveedores que tiene uno de cada diez empleos en Japón, es responsable de una quinta parte de las exportaciones nacionales y genera más ingresos que cualquier otra industria japonesa.

Japón está teniendo problemas para garantizar un futuro dentro del mundo de los autos eléctricos. Toyota, la automotriz más grande del país, fue una de las pioneras de los híbridos de gasolina y electricidad, pero lleva mucho tiempo siendo escéptica respecto del apetito que tienen los consumidores por los autos que solo funcionan con baterías. En la actualidad, al estar bajo presión de rivales extranjeros como Tesla, la empresa asegura que está desarrollando un lote de modelos eléctricos nuevos.

El gobierno japonés ha tenido como prioridad manejar el cambio hacia la próxima generación de vehículos, pero los críticos opinan que su estrategia carece de enfoque. Ha apostado en grande por las celdas de combustible de hidrógeno —una tecnología alternativa a las baterías que se recargan con enchufes—, las cuales están luchando para obtener un apoyo generalizado.

El temor que se tiene es que Japón vuelva a perderse de un gran cambio tecnológico.

En el sector de los aparatos electrónicos para los consumidores, la transición a nuevos productos, como las televisiones de pantallas planas y los reproductores de música digital, afectó a las marcas japonesas que alguna vez fueron omnipresentes. La innovación en la era digital se volvió el dominio de Silicon Valley, mientras que la producción en masa cayó en las manos de China.

Como resultado, algunos nombres legendarios en el mundo de la tecnología —Sharp, Toshiba, Sanyo— han desaparecido o ya no resuenan de la manera que lo hacían en el mundo de los consumidores.

Sabías que puedes leer este artículo en Telegram
Telegram Messenger 1 - Japón podría perder la carrera de los autos eléctricos

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

Be the first to comment on "Japón podría perder la carrera de los autos eléctricos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*