El gran desprecio del Banco de Rusia hacia el euro

El gran desprecio del Banco de Rusia hacia el euro - El gran desprecio del Banco de Rusia hacia el euro
Pedro Luis Martín Olivares - El gran desprecio del Banco de Rusia hacia el euro

Pedro Luis Martín Olivares – El Banco Central de Rusia ya tiene una década alternando la gestión de sus reservas extranjeras.

En efecto, el canje principal ha sido la reducción de la participación del euro de un 40% a un 26% y la extensión del volumen de oro de 8.000 millones a 73.600 millones de dólares.

De hecho,  en los primeros tres meses del corriente año, la compensación del euro en las reservas del Banco de Rusia se ha desplomado a un mínimo histórico del 25,7%, mientras que la participación del dólar en los últimos 10 años se ha mantenido en el mismo nivel —entre el 40 y el 49%.

Al cierre de septiembre, 424.000 millones de dólares estaban bajo el control del Banco Central.

Contextualizando, el Banco de Rusia dentro de sus funciones está descrito en el artículo 75 de la Constitución de la Federación Rusa y en una ley federal especial.

Dicha institución fue fundada el 13 de julio de 1990, pero las raíces de su historia llegan hasta el Banco Estatal del Imperio ruso.

Según la Constitución, el Banco de Rusia es una entidad independiente, cuya responsabilidad principal es la protección de la estabilidad de la moneda nacional, el rublo ruso.

Tiene el derecho exclusivo de emitir billetes y monedas de rublo. Su sede se localiza en Moscú. Según la ley rusa, la mitad de los beneficios del Banco Central pertenecen al presupuesto federal.

Por otro lado,  no se debe obviar la presencia del euro, pues durante las últimas semanas se han oído voces argumentando sobre la inestabilidad de esta divisa, las dificultades que ocasiona como moneda común europea para la salida de la crisis y su posible desaparición.

Es cierto que en la salida de crisis anteriores, provocadas por causas muy diferentes y donde cada país europeo tenía su propia moneda, la solución pasaba por una devaluación de la moneda.

Era una forma sencilla y casi indolora para la población de reducir costes y precios finales frente al mundo, con lo que se recuperaba la competitividad y se podía restablecer el equilibrio exterior con crecimientos importantes de las exportaciones.

A cambio de ello, el país se empobrecía siempre en términos de las monedas extranjeras, pero los ciudadanos y las empresas no lo notaban porque mantenían sus niveles en moneda nacional.

Ahora, al pertenecer al euro, esto no es posible, y la necesaria reducción de costes y precios hay que hacerla con medidas más dolorosas para la población.

Durante la etapa expansiva, el euro se estuvo apreciando y, con algunas fluctuaciones, llegó a un máximo de 1,6 unidades por dólar, justo al intensificarse la crisis financiera en Estados Unidos.

Al extenderse la crisis a toda Europa, el euro comenzó a depreciarse y llegó a cotizar a un mínimo de 1,25 euros por divisa estadounidense en enero de 2009, para después recuperarse de nuevo hasta 1,5 dólares por euro en octubre pasado.

Sabías que puedes leer este artículo en Telegram
Telegram Messenger 1 - El gran desprecio del Banco de Rusia hacia el euro

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

Be the first to comment on "El gran desprecio del Banco de Rusia hacia el euro"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*