Banco Central Japonés perdió toda credibilidad

Pedro Luis Martín Olivares - Banco Central Japonés perdió toda credibilidad

Pedro Luis Martín Olivares – ¡Sayonara!  Así como que le han dicho una gran mayoría de las firmas japonesas a su banco central al no querer que éste realice una nueva relajación monetaria radical.

¿Por qué? Porque sostienen el  fin de detener la espiral deflacionaria del banco central tardará más de tres años en alcanzarse.

Ahora, la deflación, una situación en la que los consumidores creen que la caída de los precios se mantendrá, restringiendo su gasto, continúa  obstaculizando la economía del gigante asiático, aún cuando se han instrumentado medidas drásticas dirigidas a lograr una recuperación sostenible.

Japón puede darse el lujo de vender o deshacerse de empresas porque cuenta con músculo financiero para hacerlo, sus indicadores dan cuenta de que la economía japonesa se mantiene como  la tercera mayor a nivel mundial, tras los Estados Unidos y China.

La cooperación entre el gobierno y las industrias, la costumbre japonesa del trabajo duro y el dominio de la tecnología han llevado a Japón al éxito económico del que disfruta hoy en menos de medio siglo.

Los sectores estratégicos de la economía japonesa, como es ampliamente conocido, son los productos manufacturados y tecnología, sobre todo los vehículos, artículos electrónicos e industria del acero.

Sin embargo, la agricultura en Japón es bastante ineficiente, según los estándares actuales, y recibe muchos subsidios del estado. El sector de las finanzas está desarrollándose mucho en la actualidad debido en gran parte a su moneda, el yen que es la tercera más transada tras el dólar estadounidense y el euro.

Tras 40 años de un crecimiento económico constante y a veces espectacular, la economía japonesa no creció de manera significativa durante el decenio de 1990, situación revertida desde 2003, año desde el cual la economía ha vuelto a crecer significativamente.

Se puede afirmar que la economía japonesa ha sido sin lugar a dudas el fenómeno económico de la segunda mitad del siglo XX.

Este éxito fue el resultado de un control exhaustivo de las importaciones, una inversión muy elevada en el interior y una política de exportación muy agresiva dirigida por el poderoso Ministerio de Comercio Internacional e Industria.

El resultado es un Producto Interior Bruto de más de 5 billones de dólares estadounidenses y una balanza comercial positiva de más de 100 mil millones de dólares.

Los principales socios comerciales de Japón son: Estados Unidos, China, Malasia, Tailandia, Corea del Sur, Alemania y el resto de los estados miembros de la Unión Europea. Japón es el segundo país con mayor equidad de ingresos per cápita.

Las características notables de la economía japonesa incluyen una fuerte unidad entre productores, manufactureros y distribuidores, reunidos en grupos conocidos como keiretsu; los fuertes gremios empresariales y shuntō y la garantía del empleo vitalicio para la mayoría de los trabajadores. Muchas de estas características se han visto deterioradas a través de los años.

De acuerdo a un reciente estudio hecho por Reuters, las autoridades pueden no tener los medios para lograr una fuga a la deflación, pues señalan que lamentablemente se ha enraizado demasiado la mentalidad de una población envejecida obstaculiza cualquier salida.

“Dado que los japoneses están generalmente satisfechos con los bienes materiales que tienen, no tenemos otra opción que recortar los precios para vender más bienes”, escribió un gerente de un fabricante de maquinaria eléctrica en la encuesta.

Sabías que puedes leer esta noticia en Telegram

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

211 total views, 1 views today

Be the first to comment on "Banco Central Japonés perdió toda credibilidad"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*