¿Qué puede pasarle al internet en Estados Unidos?

Qué puede pasarle al internet en Estados Unidos - ¿Qué puede pasarle al internet en Estados Unidos?
Pedro Luis Martín Olivares - ¿Qué puede pasarle al internet en Estados Unidos?

Pedro Luis Martín Olivares – La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos ha votado para rescindir las regulaciones de neutralidad de red, lo cual se traduce en que Internet supuestamente ha cambiado de la noche a la mañana. El 14 de diciembre, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) votó 3-2 para rescindir las regulaciones impuestas por el mismo organismo bajo Barack Obama en 2015, regulaciones que fueron diseñadas para garantizar que los proveedores de servicios de Internet no puedan hacer nada para privilegiar algunos tipos de contenido en línea sobre otros.

Los tres miembros de la comisión nombrados por los republicanos, incluido Ajit Pai, el presidente, argumentaron que las reglas de “neutralidad de la red” suponían una carga innecesaria para los proveedores de Internet, sin ser de ayuda para los consumidores. Los activistas y muchos legisladores demócratas argumentaron que una revocación podría poner fin al internet abierto, dos comisionados nombrados por los demócratas votaron para mantener las reglas tal como están. ¿Qué sucederá realmente, ahora que las reglas de neutralidad de red han sido derogadas?

Para tener una idea de lo que podría pasar, es importante entender qué es la neutralidad de la red y por qué se eligieron las reglas de la FCC de la época de Obama. En pocas palabras, es el principio de que todo el tráfico de Internet, ya sea de Netflix, Tinder o un sitio web de noticias, es tratado por igual por las compañías “conductoras” que llevan ese tráfico, como AT&T o Verizon. En los primeros días de Internet, este principio no era realmente necesario, ya que las compañías de tuberías no podían ver las diferencias en el contenido que llevaban, parte de la razón por la que se les llama “tuberías tontas”, al menos por algunos. Fundamentalmente, no existían servicios como Netflix, que consumen mucho más ancho de banda de Internet que los demás, poniendo a prueba la banda ancha y la infraestructura inalámbrica. Con el auge de Netflix y su estilo en los medios de transmisión, las compañías de banda ancha comenzaron a sugerir que podrían tener que cobrar más por algunos tipos de tráfico o ralentizar algunos servicios (“estrangularlos”). Los activistas de la neutralidad de la red argumentaron que si los proveedores pudieran discriminar entre diferentes tipos de tráfico, tendrían demasiado poder sobre Internet. Podrían privilegiar sus propios servicios sobre los de la competencia, o incluso podrían estrangular o bloquear algunos servicios que no sean de su agrado.

¿Son tales reglas necesarias o perjudiciales? Es difícil probar cualquier costado de esta pregunta. Los proveedores de servicios de Internet pueden optar por no cobrar más por usar servicios ampliamente populares como Netflix. Y la derogación de la neutralidad de la red no hace legal que los proveedores de servicios de Internet censuren el contenido o discriminen a las compañías que no les agradan. La FCC será responsable de controlar a los proveedores de servicios de Internet por los abusos. Sin embargo, los activistas argumentan que podrían estrangular a advenedizos desconocidos, compañías que de lo contrario se convertirían en las próximas redes sociales como Netflix, Amazon, Google o Facebook, si eso fuera concebible. Controlar el comportamiento de las compañías de banda ancha e inalámbricas, hasta ahora desconocidas por su transparencia, será un desafío. Al final, el argumento sobre la neutralidad de la red se reduce a si los proveedores de servicios de internet deberían ser regulados antes de que hayan demostrado que pueden abusar de su poder, o solo después de que lo hayan hecho realmente. La FCC actual acaba de optar por este último.

En el futuro inmediato, los consumidores comenzarán a ver más ofertas en sus planes de Internet, incluida la “calificación cero”, es decir, las compañías de tubos pueden ofrecer ciertos contenidos preferidos en Internet sin cargo mientras cobran otros datos. También convencerán a algunos servicios de Internet de que paguen para que se incluyan con el tráfico más rápido. Pero no es está claro cómo los consumidores podrían beneficiarse a largo plazo. Las empresas de banda ancha han argumentado durante mucho tiempo que si pudieran cobrar más por algo de tráfico, podrían ofrecer Internet de manera más económica a los consumidores que tienen menos ancho de banda. También dicen que podrían invertir en una mejor infraestructura de banda ancha. El vacío en este argumento es que la mayoría de los proveedores de banda ancha en Estados Unidos disfrutan de monopolios regionales y altos precios y no están obligados por la competencia a mejorar su infraestructura o sus precios. Si los consumidores obtienen precios mucho más bajos por su internet, necesitarán mucha más ayuda de la que puede ofrecer la neutralidad de la red.

Sabías que puedes leer este artículo en Telegram
Telegram Messenger 1 - ¿Qué puede pasarle al internet en Estados Unidos?

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

Be the first to comment on "¿Qué puede pasarle al internet en Estados Unidos?"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*