¿Puede la industria de gestión de fondos ofrecer un mejor trato a los inversores?

Pedro Luis Martín Olivares - ¿Puede la industria de gestión de fondos ofrecer un mejor trato a los inversores?

Pedro Luis Martín Olivares – Imagine una industria en la que el promedio de los márgenes de beneficio fue 36%, donde el regulador encontró poca evidencia de la existencia de competencia de precios y donde la persona promedio no obtuvo el beneficio que obtuvieron los ubicados en la escala inferior de los clientes más ricos. Probablemente esperaría que el regulador lanzara un libro del tamaño de “Capital” de Thomas Piketty y que los ejecutivos de la industria reaccionaran de manera nerviosa.

Pero eso no ha sucedido con el informe de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), regulador de Gran Bretaña, en la industria de gestión de fondos, que se publicó hace pocos días. Lo que la FCA propone en términos de mayor transparencia de tarifas y mejores estándares de gobierno es bastante justo. Pero uno se pregunta cuánta diferencia hará.

Quizás la más condenatoria de las conclusiones del informe es el punto 1.9, el cual dice que “Encontramos una débil competencia de precios en una serie de áreas de la industria de gestión de activos. Por lo general, las empresas no compiten por el precio, especialmente por los servicios de administración de activos, activos minoristas. Realizamos trabajos adicionales sobre la fijación de precios de los mandatos segregados que suelen venderse a los más grandes inversionistas institucionales. Esto mostró que los precios tienden a disminuir a medida que aumenta el tamaño del mandato. Estos precios más bajos no parecen estar disponibles para los fondos minoristas de tamaño equivalente”.

Los gestores de fondos se benefician de economías de escala. No cuesta diez veces más gestionar 100 millones de libras esterlinas que gestionar 10 millones. Pero debido a que cobran una tarifa AD VALOREM, es decir, un porcentaje, los gerentes reciben diez veces más por el primero que por el segundo. Los inversores institucionales, fondos de pensiones y similares lo hacen de esa forma y negocian tarifas más bajas por sumas mayores. Pero los mismos beneficios no pasan a los inversores minoristas. Eso ayuda a explicar por qué la industria puede obtener beneficios tan altos.

Una explicación a este hecho es que los inversionistas no han escogido tradicionalmente los fondos sobre la base del precio. Ellos están apuntando al retorno. Y eso los lleva a recoger fondos sobre la base del rendimiento pasado. Las encuestas muestran, incluyendo las del informe provisional de la FCA, que se están engañando a sí mismos. El rendimiento no persiste de forma fiable.

Otra razón es que el costo de la administración del fondo puede no estar claro en la mente de los inversionistas. Algunas personas luchan con los porcentajes e incluso para aquellos que lo entienden, y la cuota anual no es el único pago ya que algunos fondos comercian mucho más que otros y esto cuesta dinero. Así que la FCA quiere ver un all-in o tasa revelada a los inversores, esto es algo que también está en marcha a partir de 2018 en virtud de un reglamento de la Unión Europea llamado MIFID II. (Vale aclarar que la Unión Europea a menudo aprueba reglamentos, como por ejemplo el de la abolición de los cargos de roaming para teléfonos móviles, que son favorables al consumidor).

Pocos estarán en desacuerdo con el deseo de la FCA de “reforzar el deber de los gestores de fondos de actuar en base al mejor interés de los inversores” y mejorar el gobierno corporativo al tener más directores independientes.

¿Pero esto hará un cambio enorme en la industria? Si los hallazgos se hubiesen referido al suministro de agua o de electricidad, el regulador habría actuado con más dureza, sin embargo, esas industrias son monopolios naturales y la gestión de fondos no lo es. Existe un argumento de que los reguladores deberían asegurar que los consumidores estén mejor informados y dejar que ellos escojan por sí mismos.

El impacto más grande en la industria británica vino con la revisión de la distribución al por menor (RDR) de 2012, que proscribió el pago de comisiones a los consejeros de recomendación de fondos. El efecto de la antigua regla era incentivar a los consejeros a recomendar fondos de cobro más altos (ya que la comisión eliminó la cuota anual). El efecto del RDR ha sido crear una distinción entre clases limpias de acciones (sin comisión) y clases agrupadas. La Asociación de Inversiones, grupo de presión de la industria, dice que ha habido una caída en la cuota promedio de las acciones limpias de 0,99% a 0,92% en los últimos años. El informe de la FCA dice con razón que debería ser más fácil para los inversores cambiarse a las clases más baratas y limpias.

Quizás el desarrollo más alentador ha sido el aumento de la presencia de VANGUARD, el gigante de fondos de bajo costo en el mercado británico. Antes del RDR, era difícil para VANGUARD vender fondos, ahora su negocio está creciendo en 25% al ​​año, pero es un signo de la escasa competitividad de la industria británica que la cuota de mercado de VANGUARD sea mucho mayor en los EE.UU. Lo más resaltante en el mundo de las finanzas, en comparación con otras industrias como la música o las telecomunicaciones, es cuánto tiempo toma un operador de bajo costo para sacudir la industria.

Los índices existentes no son perfectos, algunos cobran demasiado y otros índices no están bien diversificados (el MSCI World, por ejemplo). Pero como señala Warren Buffett, son la mejor opción para la mayoría de la gente. Los inversores minoristas no pueden confiar en la FCA para reducir los costos, ellos tendrán que hacerlo por sí mismos.

Sabías que puedes leer esta noticia en Telegram

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

136 total views, 1 views today

Be the first to comment on "¿Puede la industria de gestión de fondos ofrecer un mejor trato a los inversores?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*