Muere jefe de casa de cambio de criptomonedas con sus contraseñas, congelando 250 millones de dólares.

Pedro Luis Martín Olivares
Pedro Luis Martín Olivares - Muere jefe de casa de cambio de criptomonedas con sus contraseñas, congelando 250 millones de dólares.

Pedro Luis Martín Olivares – Una Casa de Cambio de criptomonedas canadiense expresó que no podía pagar al menos 250 millones de dólares a sus clientes luego de que su jefe ejecutivo falleciera repentinamente mientras visitaba la India. La compañía, Quadriga CX, dijo en documentos judiciales que el Secretario General, Gerald W. Cotten, era la única persona que conocía las contraseñas de seguridad y las necesarias para acceder a los fondos.

El Tribunal Supremo de Nueva Escocia aprobó el pasado martes 5, la Solicitud de Protección de la compañía contra los acreedores por 30 días y el nombramiento de la firma de contabilidad Ernst & Young para ordenar las finanzas de Quadriga y explorar una posible venta. La incapacidad de la compañía para liberar el dinero de sus clientes ha creado un alboroto entre los molestos inversionistas.

El Sr. Cotten, cofundador de la firma en 2013, murió por complicaciones de la enfermedad de Crohn mientras viajaba para abrir un orfanato, dijo la compañía en un anuncio publicado en Facebook el 14 de enero. La nota decía que el Sr. Cotten, de 30 años, había muerto el 9 de diciembre.

En una declaración jurada, su viuda, Jennifer K. M. Robertson, afirmó que su esposo había manejado el negocio desde una computadora portátil encriptada, trabajando principalmente desde su hogar en Fall River, Nueva Escocia. Sin embargo, pese a los esfuerzos de la viuda, esta no pudo obtener la contraseña o clave de recuperación de la computadora portátil que manejaba su esposo. La Sra. Robertson, manifesto que también contrató los servicios de un experto para encontrar la criptomoneda en “billeteras frías” almacenadas fuera de línea, con poco éxito.

Si bien otras Casas de Cambio de criptomonedas han perdido el dinero de sus clientes, este parece ser la primera que confiesa haber perdido las contraseñas de sus cuentas.

La plataforma de Quadriga se desconectó el 28 de enero y los inversionistas frustrados se han dirigido a Reddit y Twitter para discutir sobre los reclamos a la compañía y posibles demandas. Algunos cuestionaron si el Sr. Cotten había muerto realmente, o si, quizás, había fingido su muerte para llevar a cabo lo que se conoce como una estafa de salida.

“La muerte se produjo en un momento muy extraño en la historia de esa compañía”, dijo Emin Gün Sirer, profesora de la Universidad de Cornell y codirectora de la Iniciativa para las monedas y contratos criptográficos.

Señaló que varios detectives en línea habían estado buscando en la cadena de bloques, un libro contable que puediese ser actualizado por redes descentralizadas, en busca de evidencia del lugar dónde Quadriga habría almacenado sus activos, sin haber tenido estos éxito en su búsqueda, lo que provocaba señales de alerta.

Al cierre de la plataforma, Quadriga tenía 363,000 usuarios y 115,000 de ellos mantenían saldos en sus cuentas; se estima que aproximadamente $180 millones en criptomoneda norteamericana y $70 millones en moneda canadiense, según los documentos judiciales. El intercambio permitió transacciones de Bitcoin, Litecoin y Ether, además de otros tipos de criptomoneda. La mayor reclamación de los usuarios fue valorada en alrededor de $70 millones de dólares americanos.

Quadriga, fue una de las 237 Casa de Cambio de criptomonedas públicas ampliamente reconocidas en todo el mundo, dijo el Dr. Sirer.

La Casa de Cambio mantuvo la moneda en “billeteras calientes”, que estaban conectadas a Internet y podían cumplir rápidamente las solicitudes de retiro, y las “billeteras frías”, que se mantenían desconectadas y almacenadas físicamente en una memoria USB, lo que las hace más seguras, de acuerdo con a los documentos judiciales.

La Sra. Robertson manifesto en su declaración, que después de la muerte de su esposo, sus empleados trataron de meterse en las billeteras frías pero fallaron o solo encontraron pequeñas cantidades de dinero.

Otros inversores en criptomoneda, en las redes sociales y en entrevistas, cuestionaron por qué un Jefe Ejecutivo sería el único punto de acceso a una suma tan grande.

En un informe inicial ante el tribunal, Ernst & Young informó que se enfrentaba a un conjunto extraordinario de hechos. Quadriga no tenía un sistema contable discernible, ni cuenta bancaria, el Sr. Cotten generalmente enviaba instrucciones para liberar los pagos, que se realizaban a través de procesadores de pagos de terceros y a través de los empleados por correo electrónico, y las entradas y salidas de pagos “no eran rastreadas sistemáticamente”, escribió Ernst & Young.

Los documentos judiciales indican que la compañía tiene activos sustanciales en varias criptomonedas y que los giros bancarios no liberados a nombre de la compañía totalizan aproximadamente $30 millones, con $375,000 en efectivo en poder de otros. Varias firmas han presentado ofertas para comprar el negocio, lo que podría ser valioso para los competidores.

Will Dias, el director de tecnología de Zabo, que se llama a sí mismo un banco de criptomoneda emergente, dijo que comenzó a tener problemas para retirar sus propios fondos de Quadriga en el otoño. Él había estado recibiendo su cheque de pago en criptomoneda y le gustaba usar Quadriga porque tenía tasas bajas, pero las demoras se hicieron sentir, hasta que finalmente se llevó la mayor parte de su dinero, a excepción de “un par de miles de dólares” en moneda canadiense. “En este momento, no creo que vuelva a ver ese dinero otra vez”, expreso.

The Globe and Mail publicó que el Sr. Cotten había firmado un testamento el 27 de noviembre para nombrar a la Sra. Robertson como ejecutora de su patrimonio y que designaba $100,000 para el cuidado de sus dos mascotas chihuahuas, Nitro y Gully. Además reseño que los activos del difunto incluían un avión y propiedades en la Columbia Británica y Nueva Escocia.

La Sra. Robertson, quien también fue nombrada directora de Quadriga después de la muerte de su esposo, en su declaración expresó que Cotten padecia de una enfermedad inflamatoria del intestino, la misma le había sido diagnosticada cuando tenía 24 años. Es valido acotar, que esta enfermedad no suele ser mortal; sin embargo, puede llevar a complicaciones potencialmente mortales.

Los documentos presentados ante el tribunal incluían una “Declaración de muerte” de la casa funeraria J. A. Snow en Halifax, en la misma, se establece que el Sr. Cotten murió en Jaipur, India. La funeraria no proporcionó ninguna información adicional, garantizando la privacidad de sus clientes.

El martes por la tarde, el sitio de noticias CoinDesk publicó el certificado de defunción del Sr. Cotten emitido por la Dirección de Economía y Estadísticas del gobierno de Rajasthan. (Antes, la policía de Jaipur y varios hospitales grandes de la región le habían dicho a The Times que no tenían información sobre la muerte del Sr. Cotten).

Guillaume Bérubé, portavoz de Global Affairs Canadá, quien supervisa los asuntos diplomáticos, dijo que la oficina había brindado asistencia a la familia de un canadiense que murió mientras visitaba la India, pero no pudo hacer más comentarios debido a las leyes de privacidad.

Una publicación de la compañía en Facebook reflejo que el Sr. Cotten había viajado a la India para abrir un orfanato. Una foto que circula en línea mostraba los nombres de la pareja en una pancarta de Angel House, una organización con sede en California que construye orfanatos, pero el grupo no devolvió una llamada en busca de comentarios.

Dean Skurka, vicepresidente de finanzas y cumplimiento en otra plataforma de criptomoneda canadiense, bitbuy.ca, manifestó que el caso “destaca la necesidad de regulación” de los intercambios de cifrado, que deben cumplir con las leyes relacionadas con el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, pero que, por lo demás, no tienen gobierno en muchas jurisdicciones. Es valido acotar, que otros involucrados en la criptomoneda, incluido el Dr. Sirer en Cornell, desconfían de la regulación, por temor a que pueda ahogar la innovación.

Sabías que puedes leer esta noticia y otras en Telegram
Telegram Messenger 1 - Muere jefe de casa de cambio de criptomonedas con sus contraseñas, congelando 250 millones de dólares.

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

Be the first to comment on "Muere jefe de casa de cambio de criptomonedas con sus contraseñas, congelando 250 millones de dólares."

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*