Mark Zuckerberg refuerza la privacidad de Facebook en medio de la crisis de Cambridge Analytica

Mark Zuckerberg refuerza la privacidad de Facebook en medio de la crisis de Cambridge Analytica - Mark Zuckerberg refuerza la privacidad de Facebook en medio de la crisis de Cambridge Analytica
Pedro Luis Martín Olivares - Mark Zuckerberg refuerza la privacidad de Facebook en medio de la crisis de Cambridge Analytica

Pedro Luis Martín Olivares – Después de varios días de silencio, en medio de un creciente coro de críticas, el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, abordó públicamente el uso indebido de los datos que pertenecen a 50 millones de usuarios de la red social.

“Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos”, dijo el miércoles pasado Zuckerberg en una publicación de Facebook, su medio de comunicación preferido, “y si no podemos, entonces no merecemos servirles”.

Zuckerberg, de 33 años, intentaba sofocar una gran crisis por los informes del fin de semana pasado de que Cambridge Analytica, una consultora política, había utilizado información que se había obtenido incorrectamente de Facebook para direccionar votantes a la campaña presidencial de Donald J. Trump.

La declaración no llegó a ser una disculpa completa, pero en su publicación, Zuckerberg dijo que Facebook contactaría a los usuarios cuyos datos habían sido recolectados a través de una aplicación de cuestionario de personalidad y luego pasados a Cambridge Analytica.

En su declaración, Zuckerberg estableció una línea de tiempo de las relaciones de Facebook con Cambridge Analytica y describió los pasos que Facebook haría para salvaguardar la información de sus más de 2 mil millones de usuarios mensuales.

Zuckerberg dijo que Facebook investigaría las aplicaciones, como la aplicación de prueba de terceros, que tenían acceso a “grandes cantidades de información” de la red social antes de que hubiera realizado cambios en sus políticas. También dijo que la compañía restringiría el acceso de los desarrolladores de terceros a los datos en la red social. “También cometimos errores, hay más cosas por hacer, y tenemos que intensificar y hacerlo”.

Las revelaciones sobre Cambridge Analytica fueron las últimas en alzar banderas rojas sobre el manejo de datos de usuario y seguridad de Facebook, y surgieron luego de que la compañía enfrentara fuertes críticas por la manipulación rusa de la plataforma antes y después de las elecciones presidenciales de 2016, y preocupaciones más amplias sobre la aumento de desinformación en el sitio.

La reacción resultante ha empujado a Facebook a su peor crisis desde su fundación en 2004. La información, fotos y otros contenidos que los usuarios publican y su participación frecuente en la plataforma son cruciales para la red social y su negocio. Las preguntas sobre la privacidad y la seguridad del usuario amenazan con desbaratar esa misión, en un momento en que las personas ya están perturbadas acerca de si el uso de la tecnología puede traer buenas o malas consecuencias.

La reacción a la divulgación de la información obtenida por Cambridge Analytica ha sido grave. Los políticos en los Estados Unidos y en Gran Bretaña han pedido a Zuckerberg que explique cómo su empresa maneja los datos de los usuarios, y los procuradores generales de Massachusetts y Nueva York han comenzado a investigar Cambridge Analytica y Facebook. Un movimiento #DeleteFacebook que invita a las personas a cerrar sus cuentas también se ha ganado el entusiasmo entre aquellos que han perdido la confianza de que la empresa es confiable al recopilar y proteger sus datos.

En Washington, ha habido más llamados a la regulación de empresas de internet como Facebook. Los problemas del Zuckerberg fueron ilustrados por el pasaje final del miércoles de un proyecto de ley para combatir el tráfico sexual que eliminó las protecciones generales de responsabilidad que las compañías de Internet han disfrutado por el contenido en sus plataformas. Facebook y otros gigantes de Internet habían luchado en silencio contra la ley durante más de un año, pero finalmente abandonaron su oposición.

Los legisladores que han exigido que Zuckerberg testifique ante el Congreso sobre la relación de Facebook con Cambridge Analytica no fueron apaciguados por su declaración.

 “Tienes que venir al Congreso y testificar bajo juramento”, tuiteó el senador Ed Markey, demócrata de Massachusetts, en respuesta a la publicación de Zuckerberg.

Investigadores independientes que han utilizado datos de Facebook dijeron que la declaración de Zuckerberg no reconoció cómo la misma recopilación de datos de los usuarios es fundamental para las operaciones de la compañía.

“Evitó el gran problema que ha existido durante años, Facebook básicamente estaba regalando datos de los usuarios como si estuviera repartiendo dulces”, dijo Jonathan Albright, director de investigación del Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia. “No hay duda de que la distribución de los datos hizo que Facebook tuviera el éxito como empresa. Esto debe ser reconocido como parte de su modelo de negocio y no solo como un problema puntual”.

Zuckerberg remontó el problema del intercambio de información al año 2007, cuando Facebook decidió convertirse en una plataforma abierta, permitiendo a las personas usar Facebook para iniciar sesión en otras aplicaciones y compartir información personal detallada sobre ellas y sus amigos.

En 2013, Aleksandr Kogan, un investigador de la Universidad de Cambridge, creó una aplicación de prueba de personalidad que cerca de 300,000 personas instalaron, escribió Zuckerberg. Debido a que Facebook era una plataforma abierta, el Kogan pudo recopilar datos sobre decenas de millones de amigos de aquellos usuarios que habían instalado la aplicación de prueba de personalidad.

Un año después, dijo Zuckerberg, Facebook cambió su política para limitar la cantidad de datos a los que podrían acceder las aplicaciones de terceros. “Estas acciones impedirían que una aplicación como Kogan pueda acceder a tantos datos hoy”. En 2015, The Guardian informó sobre Kogan, que ya había compartido sus datos y hallazgos con Cambridge Analytica, que utilizó el material para orientar votantes estadounidenses durante la campaña 2016. Zuckerberg dijo que Facebook había prohibido la aplicación de Kogan y exigió que el investigador y Cambridge Analytica certificaran formalmente que los datos habían sido eliminados. No mencionó en su publicación por qué Facebook no divulgó esas actividades a sus usuarios cuyos datos habían sido recolectados por Kogan y Cambridge Analytica.

El viernes pasado, después de que The New York Times, The Observer of London y Channel 4 en Gran Bretaña le dijeran a Facebook que Cambridge Analytica no había borrado todos los datos, la red social prohibió la firma consultora política y a Kogan. “Esto fue una brecha de confianza entre Kogan, Cambridge Analytica y Facebook”, escribió el miércoles el Zuckerberg. “Pero también fue una brecha de confianza entre Facebook y las personas que comparten sus datos con nosotros y esperan que los protejamos”.

Para Zuckerberg, la protesta por Cambridge Analytica ha sido personalmente perjudicial. Dentro de Facebook, incluso sus partidarios incondicionales han descrito una atmósfera tensa. Algunos empleados han solicitado ser transferidos a otras divisiones, como a la aplicación de mensajería WhatsApp y a la plataforma de intercambio de fotos Instagram, calificando a Facebook como “desmoralizador”.

Zuckerberg pasó parte de la semana pasada trabajando con un pequeño grupo de ingenieros analizando cómo hacer para que la información en los usuarios de Facebook sea más segura y potencialmente les dé un mayor control de sus datos. Su silencio sobre el asunto ha provocado críticas crecientes en los últimos días. Mientras que Facebook celebró una reunión de personal el martes para responder preguntas sobre Cambridge Analytica y la ola de protestas públicas, Zuckerberg no se hizo presente en el evento.

Sabías que puedes leer este artículo y otros en Telegram
Telegram Messenger 1 - Mark Zuckerberg refuerza la privacidad de Facebook en medio de la crisis de Cambridge Analytica

Pedro Luis Martín Olivares
Economía y Finanzas

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*